….Era él, Peter, Oriana me había mentido para que lo vea, era un plan de los dos, me di vuelta y lo mire fijo a los ojos por 1 minuto. No sabía que hacer ni dónde meterme, así que solo lo salude con un beso en el cachete y charlamos un rato, nada más, fue simple.

Tenía una mezcla de emociones tan grande,  no sabía lo que me pasaba, no entendía lo que sentía, entre otras cosaaaaas.

PETER:

Estoy más que agradecido con Oriana, aunque esperaba un poco más de parte de Tini, tampoco queria presionarla, estaba triste y no lo disimulaba muy bien... La lleve a un banco para que podamos hablar tranquilos.

-Sé que estás triste, no podes esconderlo, ¿queres contarme que te pasa?

-No, estoy bien, gracias-me dijo tratando de sonreir- 

-Te conozco hace bastante, sé que no estás bien, me dijiste algo sobre tu familia, quiero que me cuentes-le devolví la sonrisa-

-No quiero molestarte, no arruinemos el momento

-Sabes que no me molestas, cuando quieras voy a estar listo para escucharte, no importa el momento, y si necesitas algo contas conmigo-dije agarrandole las manos-

-Gracias-me dijo sonriendo, ésta vez la sonrisa no era forzada-Y vos? Cómo va el rugby? Contame

-Normal, en dos semanas tengo un viaje por rugby y creo que voy a seguir viajando, ya sabes... Empiezan los torneos.. Lo de siempre.

-Lo sé, lo sé, me acuerdo de cómo te extrañaba, igual.. no son muy largos...¿o sí?

-Mmmm...sí...Ahora que terminamos el colegio tenemos más tiempo para dedicarnos a los campeonatos, aunque no creo que haya mucha diferencia con los de antes.

-Está bien, es lo que te hace feliz, es buenísimo, felicitaciones, igual te voy a extrañar-me dijo haciendo puchero-

-No hagas más esa cara por favor

-¿Por qué?

-Me dan ganas de darte miles de besos

-Y, ¿qué esperas?-dijo acercandose-

-Nada...-la besé-

Sos la visita Nº:

 


Contador gratis