Como Peter había prometido al otro día la llevaría a casa, así fue, durante el viaje no hablaron, Peter hacía uno que otro comentario pero ella no le llevaba el apunte, no le contestaba pero lo escuchaba muy atenta, él la miraba todo el tiempo, quería verla sonreír.

Pasaron todo febrero sin hablarse, ambos morían de ganas de hacerlo pero el orgullo era mucho más fuerte.

Empezaban las clases para Martina, Peter ya había terminado.

TINI:

¿Qué voy a hacer sin verlo en los recreos? Mierda, como lo extraño, este último mes lo vi solo unas… 4 veces, no entablamos una conversación ni creo que lo hagamos, lo que me hizo me dolió y con el tiempo me fui dando cuenta que solo había sido un beso y que él no me haría esas cosas… Seguro la estúpida esa lo besó, como me arrepiento de haberme distanciado de él. Pero si él no me hablo significa que no le importo, ni se esforzó en tratar de recuperarme… Yo tampoco lo haría, ¿y sí le hablo? No tengo nada que perder.

-Agarró el celular y vio la hora: 2:35am- para Martina es tarde y mañana hay que volver a la rutina… -me contradecía sola- Bueno, le hablo y lo lee mañana, ya fue.

Tini: Hola, te quería pedir perdón por lo que pasó, sé que fui algo inmadura pero en el momento no me di cuenta… Ah, y también perdón por la hora, es que no podía dormir pensando en lo que pasó y que ya no te voy a ver.

Peter: No puedo creer que me hayas escrito, estoy tan feliz, no tenes porque pedirme perdón, la cagada me la mande yo. Por la hora no pasa nada! Te entiendo porque todas las noches yo también pienso en lo que paso, hay una canción que dice “le converso a mi insomnio de vos” y así es… Vos sos mi insomnio.

Tini: Gracias por no enojarte, también fue culpa mía, y también estoy muy feliz de que volvamos a hablar, mañana tengo colegio y estoy hablando acá con vos, a las 2 de la mañana así que supongo que vos también sos el mío.

Peter: Sí queres podes ir a dormir y me hablas mañana J

Tini: No, estoy bien! No tengo sueño –era mentira, escribía y por poco no me dormía-

Peter: Sí te agarra sueño dormite y no lo dudes eh, mientras tanto contame que pasó por allá este mes.

Tini: deja de cuidarme tanto por favor!! Jajaj gracias. Nada nuevo, lo de siempre, estuve mal un tiempo y mi familia peleó, me sentí tan mal, tan culpable

Peter: No puedo no cuidarte, y ese motivo fui yo? Si puedo ayudarte en algo decime, y si no deja de contarme porque me voy a sentir todavía más culpable.

-Tini se durmió-

Tini: Me re dormí, perdóname

Sonó el despertador, fui al baño y me arregle para empezar el colegio, al menos ya no estoy tan triste, espero que sea un buen día, dormí solamente 4 horas y estoy taaaaan cansada, pero valió la pena. Todo empezaba a estar bien con Peter.

Subí al auto con papá, ya no vivía con mamá, se habían separado hace menos de un mes y se notaba en la cara de papá, estaba tan triste… Me puse los auriculares y miraba por la ventanilla para no largarme a llorar por lo que extrañaba a mamá y a papá juntos y felices.

Después de 15 minutos llegamos, le di un abrazo y un beso y entré, me encontré con Ori, una de mis mejores amigas.

-Qué lindo volver a verte!! El verano en punta se me hizo larguísimo sin vos-me abrazaba y sonreía-

-Pienso lo mismo, te quiero tanto y espero que tengas cosas para contarme-le devolví la sonrisa-

-Sí, las tengo, pero creo que vos también, por qué esa cara? Por qué la cara de tu papá? Se ven todos muy tristes…

-Se separaron…-le dije susurrando, no quería que nadie escuchara-

-Y como no me llamaste para contarme? Odio verte mal, lo sabes… Ay Martina! Dios, me hubieses contado

-Todo empezó cuando pasaron cosas con Pepe, después con Peter, viajamos y apareció su ex, lo besó y nos peleamos, había sufrido mucho como para seguir sufriendo, volví y dejamos de hablar, estuve mal por un tiempo, empecé a pelear con mi familia, luego, empezaron a pelear entre ellos, mamá y papá se separaron, Fran se fue con un amigo a un departamento, fue mucho para solo un mes, sabía que ibas a preocuparte y no quería cagarte las vacaciones-caían lágrimas de mi cara-

-No me ibas a cagar las vacaciones, me hubiese gustado muchísimo acompañarte. Te quiero para siempre! Ya estoy acá y no  voy a dejar que estés mal-sonreía y me abrazaba-

Después de hablar con Ori entramos a clase, noté que un chico le sonreía y que ella le devolvía las sonrisas, quería hablar con ella pero seguro me retarían así que esperaría a la salida… estábamos en geografía, como me aburría! Miraba todo el tiempo la pantalla de mi celular revisando sí Peter me contestaba o no, faltaban 20 minutos para la salida y al parecer él aun dormía…

Mi mesa vibró, era un mensaje, ansiosa lo abrí y era de Oriana avisándome que tenía que verla en la plaza a la salida del colegio.

 

Sos la visita Nº:

 


Contador gratis